Nicol Sepúlveda: la chica (detrás) de Lavidadenicol

Seguramente te has topado con más de alguna ilustración que contiene la marca Lavidadenicol, cuando revisas tus cuentas en redes sociales. Y no has escatimado en identificarte con más de alguna situación que Nicol Sepúlveda plasma en cada una de sus creaciones y que comparte en su blog.

A pesar de tener un gran impacto dentro de jóvenes que gustan de esta forma de expresión, ella aún se encuentra en una burbuja, gracias a la centralización. Nacida y criada en Concepción, Nicol empezó con un blog, en el que escribía las cosas que le sucedían en lo cotidiano: “es un diario de vida y como nadie lo leía, decía las cosas ahí”. Y debido a la fusión de cosas como escribir, dibujar y aprender ediciones en photoshop, nace Lavidadenicol tal como se conoce, sobre todo en Instagram.

Y aunque es difícil de entender, estudió Kinesiología en la Universidad de Concepción, algo no tan relacionado a lo que se acostumbra a ver en los medios digitales. “Nunca me vi como ilustradora, la verdad. Yo siempre fui la niña que dibujaba en el curso y muchos me decían que les gustaba el resultado, así que era algo que sabía que lo hacía bien”, manifiesta.

Sin embargo, debido a que tuvo que concentrarse en otras cosas, lo abandonó al cursar segundo medio. Ella lo asocia a la pubertad y lo dice entre risas. Una vez que salió de la universidad, retomó el papel y el lápiz, pero sólo para sí misma: “Compartía los dibujos en Facebook. En ese tiempo, estaba de moda los blogs y me gustaba escribir. De ahí, empecé a ponerle los dibujos al blog y retrataba a las bloggers famosas. Ellas los compartían en los suyos y era bacán.”

En cuanto a tener una ilustración favorita, responde que no tiene una “porque todas las hago con la misma dedicación. Además, es algo que quiero expresar en el momento, aunque sea un dibujo a la rápida, me puede gustar mucho… pero después ya no, jajaja”.

This slideshow requires JavaScript.

-¿Cómo ha sido el darte cuenta que va creciendo el blog?

La ventaja de vivir en una ciudad que no es el centro de Chile, es estar en una burbuja. Yo puedo estar tranquila en mi casita y comparto lo que hago. Me cuesta asimilar el impacto que tienen. De repente, amigos de Santiago me dicen que allá soy famosa y que niñas quieren conocerme y alucinan con mis monos. Y para mí no es así, ¿cachai? No soy consciente, la verdad. Y me ha pasado que creen que soy de Santiago y cuando debo entregar los pedidos, me dicen que en qué metro nos juntamos y tengo que responder que soy de Conce.

-Dibujas mucho a los gatos. ¿te gustan?

-No es que me fascinen, no soy una loca por los gatos, pero los tengo. Desde el colegio dibujaba un gato, porque es fácil de dibujar. Si me piden que dibuje un animal, siempre es un gato. Como vivo con ellos, los conozco y hacen cosas chistosas, tienen lo suyo. Los perros también me gustan y tengo dos perras, la Lilu y la Blanca, son quiltras rescatadas.

-Mencionaste al principio que tu blog no se leía en un principio. ¿Qué te llevó a escribir tu vida en una plataforma aunque no se conociera?

-Dicen que un artista nace y no se hace. Siempre he tenido esa necesidad de expresarme, porque soy una persona que piensa mucho las cosas. Me gusta analizar mi vida, las cosas que me pasan o a los demás, también me gusta escribir y siempre lo he hecho. En las notas de mi Facebook tengo escritos desde hace tiempo y disfruto haciéndolo. De hecho, tengo un diario de vida, donde escribo, no periódicamente, pero sí reflexiones que me vienen. Yo hago todo lo que me nace hacer y me nace escribir. Si lo publico, es porque le puede servir a alguien y puede pasar por lo mismo.

-De hecho, en comentarios bajo las ilustraciones, muchas de tus seguidoras manifiestan que les llega lo que sucede en los dibujos.

-Es que expreso lo que siento y si veo algo que me da risa, lo comparto con los demás, para que se rían. Además, soy de contar mis desgracias de forma chistosa. A mis amigas toda la vida las he hecho reír, con mis ideas o el sarcasmo. Al final, todo eso se unió en mis dibujos. Y empecé dibujando de manera artística, para terminar retratando mi persona. El personaje se ha ido transformando en mí, es cuático.

-¿Alguna proyección a futuro con Lavidadenicol?

-Estoy diseñando una agenda de bolsillo, que espero tenerla lo más pronto posible. Igual tengo que dedicarle mucho tiempo, porque me están presionando cuando me dicen que quieren una agenda ¡y no tengo tiempo para diseñarla! (ríe). Así que la alternativa a eso, fue una libreta de bolsillo, con los meses y todo eso. Creo que va a quedar súper linda. Lo otro que me gustaría es hacer un libro, con ilustraciones inéditas, más grande y más serio. Con esto, quiero salirme un poco del internet y de los pedidos de las tazas, que es en lo que trabajo. Y publicar un libro, quizás revista o diario, con tal de llevar a otra dimensión lo que hago, jajaja. 

 

P.s: las fotografías de la entrevistada, son de mi autoría. Mientras que las ilustraciones, son totalmente de Nicol Sepúlveda. Las tomé vilmente, pero todos los derechos reservados a su trabajo como ilustradora, jeje.

Facebook Nicol Sepúlveda (lavidadenicol)

Advertisements

Author:

Nunca sé qué escribir acerca de mí cuando intento ser real. Mi nombre es Daphne y estudio periodismo en la UdeC. Siempre tengo apetito y me gusta mucho comer frutas y bebo muchísimo té, es para mí el elixir de la vida.

One thought on “Nicol Sepúlveda: la chica (detrás) de Lavidadenicol

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s